sexta-feira, 22 de julho de 2016

Erdogan, o tirano golpista do islamismo.

Destaco abaixo trecho de artigo publicado no Instituto Cato por Manuel Hinds, ex-ministro das Finanças de El Salvador, abordando a "progressiva instalação de uma tirania" na Turquia e a crescente inclinação para o fundamentalismo islâmico. É o contrário do que fez Kemal Ataturk, o fundador, que ocidentalizou o país, separando Estado e religião (cuja união é mal específico dos governos islâmicos):


(...) El telón de fondo del golpe es que el Primer Ministro Recep Tayyip Erdogan ha estado causando alarma dentro y fuera de Turquía por dos tendencias que se notan claramente en su gobierno: una es la progresiva instalación de una tiranía y la segunda es la creciente inclinación hacia el fundamentalismo islámico a través de mezclar asuntos de estado con la religión (que fueron separadas hace casi un siglo por el fundador de Turquía Mustafá Kemal Ataturk, que occidentalizó al país).

La oposición a estas tendencias ha tenido dos representantes: los jueces, que han defendido las leyes democráticas, incluyendo la estricta separación del estado y la iglesia y los derechos individuales de los turcos, y un movimiento llamado Hizmet, liderado por un clérigo musulmán llamado Fethula Gülen. Este clérigo es moderado y promueve la separación de iglesia y estado y la democracia. Vive en EE.UU. desde hace dos décadas.

El viernes 15 de julio un grupo pequeño de militares dio un golpe y por unas pocas horas pretendió estar en control del país, añadiendo que lo hacían en nombre de Gülen, a pesar de que él condenó el golpe. Gülen añadió que no descartaba la posibilidad de que el golpe hubiera sido orquestado por Erdogan mismo. Los hechos parecen confirmar esto porque las fuerzas de Erdogan aplastaron fácilmente a los rebeldes y en pocas horas Erdogan destituyó a 2.745 jueces y apresó a los 6.000 líderes más prominentes de Hizmet, tan rápidamente como si hubiera estado esperando solo el golpe para hacerlo.

Si es que no fue un autogolpe de Erdogan, el atentado fue un ejemplo masivo de estupidez. En el momento en el que se salieron de la Constitución, los militares rebeldes perdieron toda legitimidad y, por tanto, toda defensa que la Constitución les hubiera podido brindar para evitar la tiranización de Turquía. El golpe hundió lo que quedaba de la democracia turca en un solo día. (...).

2 comentários:

Anônimo disse...

Erdogan: Chefe oculto do EI!!! Abra o olho, Europa!!!

César de Castro Silva disse...

Quer dizer que só é golpe se os golpistas estiverem fardados.Esse cidadão deu o maior golpe de estado do mundo e agora posa de democrata.

Os petralhas devem adorá-lo.